Guimerà es en su conjunto una extraordinaria muestra de urbanismo y arquitectura medieval. Es característico la presencia de arcos, cubiertos, casas puente, porches y una variada muestra de elementos como portadas, ventanas y balcones. También cabe destacar la conservación de buena parte de su recinto amurallado y de sus portales. Todo este conjunto de elementos arquitectónicos y urbanísticos determinaron la declaración de Guimerà, 1975, como Conjunto Histórico Artístico y la catalogación, en 1993 como Bien Cultural de Interés Nacional.

“En Guimerà las piedras se ordenan y forman uno de los monumentos más ordenados y acabados que se pueden encontrar en Cataluña. Parece como si aquel pueblo colgado bajo el castillo y la iglesia fuera desde el principio de los tiempos. Las piedras están a punto de caer, pero se aguantan perpetuamente ligando casas, ventanas, calles, portales y balcones. La gente convive con las piedras interinas, que forman el mosaico medieval más elaborado que conozco. ”
La marinada sempre arriba  de Lluís Foix, 2013.

Lugares de interés

  • Casco antiguo, torre de vigilancia del castillo, iglesia de Santa María, capilla de San Esteban, Santuario de Santa María de la Bovera, ruinas del Monasterio de Santa María de Vallsanta.
  • También se conoce Guimerà como ‘El nuevo de Copas’, ya que la vista del pueblo desde el río es un amontonamiento de casas unas encima de las otras.
  • El segundo fin de semana de Agosto se celebra el Mercado Medieval.

Actividades para hacer cerca

  • Turismo cultural. Cocina regional.
  • Balneari a Vallfogona de Riucorb
  • Rutas a pie y en BTT
    • La Bovera y el rio Corb. Sender local
    • La baronia de Maldà PR.C 57
    • La sierra del Tallat PR.C 58
    • La ruta de los Omells PR.C 65
    • La Ruta del Cister GR 175
    • Sendero de gran recorrido GR 3
  • Ornitología
  • Golf Urgell en Bellpuig
  • Enología
  • Corporación Alimentaria de Guissona.  (Telf. Reservas 973 551 100)

“Guimerà es un pueblo sorprendente y pintoresco, no hay guía, se puede seguir por la calle que se quiera y, con una mirada atenta, se encuentran ángulos verdaderamente bonitos, puertas, pórticos, bóvedas, ventanas y balcones… Una de las cosas que también sorprenden, son los portales, que en poco espacio, hay para elegir en busca del más bonito y desigual… escalón que sube, escalón que baja, umbral de madera, de piedra, con bóveda o rectángulo y hasta algún mal garbado, si bien las puertas quedan siempre ajustadas, como para guardar mejor la intimidad de cada casa, al abrirse se puede contrastar la variedad y disposición de las entradas y como el espacio queda tan bien aprovechado. Para el forastero, Guimerà es siempre una auténtica hallazgo.”

Gregori Satorres 1979